Propuesta Cámara

LINEAMIENTOS DE LA CAMPAÑA A LA CAMARA DE REPRESENTANTES POR EL HUILA ISRAEL SILVA GUARNIZO – UP #103

Como candidatura del movimiento cooperativo y solidario a la Cámara de Representantes por el departamento del Huila, respaldada por las organizaciones sociales y solidarias y los partidos políticos de alternativos, nos comprometemos ante los asociados, directivos y funcionarios, y ante la dirigencia, a defender y a llevar al parlamento colombiano una serie de iniciativas que permitan la cohesión de las fuerzas comprometidas con el cambio social hacia la unidad indeclinable, como opción única para avanzar en los cambios de fondo que el país está reclamando.

El momento coyuntural que se vive de cara a la implementación de los Acuerdos de Paz, y los compromisos para superar problemas anacrónicos como la corrupción en las esferas de lo público y lo privado, nos lleva asumir el reto ante la opinión pública, bajo las siguientes propuestas.

Inclusión del cooperativismo y la economía solidaria en las políticas públicas en todos los niveles del Estado.

Abanderamos en primer lugar la recuperación del papel protagónico del cooperativismo y la economía solidaria como el tercer sector, junto a la empresa de capital y la pública. Vamos a proponerle al nuevo Gobierno la elevación a categoría de Viceministerio del Cooperativismo y la Economía Solidaria la actual Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias –UAEOS, que pasó de ser un Departamento Técnico del Ministerio de Hacienda como lo era el DANSOCIAL, a una Unidad Operativa del Ministerio del Trabajo.

El cooperativismo y la economía solidaria representan una fuerza fundamental en Colombia; somos cerca de 6.000 cooperativas, que integran 6 millones de asociados y representan cerca del 5 % del PIB. En el Huila hay 123 empresas cooperativas y 20 fondos de empleados con cerca de 403.000 asociados, activos que ascienden a 1.1 billones de pesos, generan 3.000 empleos directos, 12.000 empleos indirectos y cerca de 35.000 millones en excedentes financieros anuales, de los cuales el 20%, más de 7.000 millones, se destinan a proyectos de educación formal en el departamento. En ese sentido, desde el año 2004 a la fecha la inversión en educación supera los 60.000 millones de pesos.

De esta forma, es claro que el modelo cooperativo y solidario cumple propósitos de inclusión social, equidad, diversidad y respeto con el medio ambiente, promoviendo el equilibrio entre lo económico, social, equidad, diversidad y respeto con el medio ambiente, promoviendo el equilibrio entre lo económico, social y ambiental, argumentos suficientes para hacer parte de la contienda electoral.

Defensa de la inversión autónoma de los recursos destinados por las cooperativas a educación formal.

A través de la reforma tributaria aprobada por el Congreso de la República, el Gobierno Nacional le arrebató a las cooperativas la autonomía para administrar e invertir el 20% de sus excedentes financieros anuales en proyectos de educación formal, recursos que a partir de 2019 deben ser entregados a la DIAN. Dicha decisión afecta directamente a miles de estudiantes, docentes y padres de familia, quienes venían siendo beneficiados en sus instituciones educativas tanto urbanas como rurales con apoyos en alimentación, vestuario, útiles y transporte escolares; construcción, reparación y/o dotación de aulas y laboratorios, entre otros, pues nada garantiza que una vez centralizado en el Estado este dinero siga siendo invertido de manera eficaz, eficiente y transparente en el desarrollo social y educativo de los menos favorecidos. 

Pese al clamor y a los esfuerzos del sector cooperativo para evitar su aprobación, la mayoría de la clase dirigente del departamento del Huila y del país votó positivamente a la reforma tributaria, demostrando una vez más que no representa ni defiende los intereses de las comunidades. Por esa razón, como Congresista propondré modificar el Régimen Tributario Especial para las cooperativas y entidades de economía solidaria, recuperando la administración de excedentes y con ello seguir contribuyendo al desarrollo social, pues en manos de un Estado como el colombiano, seriamente cuestionado por hechos de corrupción, es muy probable que nunca lleguen a las regiones.

Estímulos a las cooperativas y empresas de la economía solidaria.

Siendo la economía cooperativa y solidaria un modelo que dista del de capital, por promover en vez del enriquecimiento de unos pocos el bienestar común, sobre bases de ayuda mutua, equidad, igualdad, responsabilidad y democracia, vamos a impulsar una política de estímulos que promueva la creación y desarrollo de las cooperativas y diferentes formas de organización empresarial solidaria, y velaremos porque en las compras públicas se prioricen las experiencias asociativas exitosas en temas productivos y de seguridad alimentaria, así como en la prestación de servicios.

Cultura de la Asociatividad:

Promover el modelo cooperativo y solidario como base social-económica, sustentado en valores, filosofía, cooperación, ayuda mutua y la solidaridad asociativa.

Construcción de Paz

Nuevo paradigma y agenda de país

Desarrollo Rural:

En materia de desarrollo rural el modelo cooperativo y solidario juega un papel importante a la hora de convertir a los pequeños y medianos productores en sujetos protagónicos para la seguridad y la soberanía alimentaria.

Es necesario que alcancemos la superación de la brecha entre campo y ciudad, si hay un apoyo integral al campo. Las políticas del Estado en materia rural son fragmentadas y desarticuladas; el campo se está quedando solo, los jóvenes no ven allí una alternativa para la generación de trabajo y desarrollo rural. La inversión de los recursos no debe estar en las estructuras nacionales sino ser originadas por los entes territoriales. La construcción de la paz debe pasar por el desarrollo rural, la construcción de vías, atención a los jóvenes con educación pertinente y a las mujeres.

El Huila tiene grandes potencialidades y hemos alcanzado importantes metas en Café, Piscicultura, cacao, frutales, apuestas del plan Regional de Productividad y Competitividad. Todavía la producción en pequeños y medianos productores no encuentra en la cooperación, la ayuda mutua y la asociatividad el camino para alcanzar esos grandes resultados. El Estado no tiene una política clara y definida de como promover y estimular estos modelos en el desarrollo rural, pero tampoco le interesa porque obedece a las grandes empresas de capital quienes son las que en su mayoría se benefician de los recursos del erario público, caso Agroingreso Seguros y la Ley de Zidres.

El modelo cooperativo es un medio importante para elevar la productividad y darle valor agregado a la producción, la inclusión y educación financiera a diferencia de los bancos. Ya se viene haciendo en la intermediación de los recursos de Finagro.

Descentralización y Desarrollo Regional:

Descentralización y Desarrollo Regional. Este país debe avanzar en la política de descentralización política, administrativa y económica. El Estado han dejado en manos de los departamentos y municipios responsabilidades que le pertenecen al Gobierno central, pero ha disminuido los recursos. Esta situación ha generado como consecuencia el surgimiento de elites políticas que se han apoderado de los recursos mediante prácticas corruptas. Ejemplos los carteles de la alimentación de la salud, la educación, entre otros. El papel de los alcaldes y gobernadores debe revaluarse y no ser meros gestionadores de recursos a nivel central. Debe haber una política de descentralización de los recursos.

Desde el Congreso impulsaremos la construcción de la Región Surcolombiana como territorio solidario y de paz. Tolima, Huila, Caquetá, Putumayo, Cauca deben ser más que un espacio físico y ser considerado el conjunto de actores con liderazgo y capacidad de transformación social, económica, política y cultural.

Defensa de los Derechos Fundamentales.

Educación, Salud y Empleo:

Promover las reformas estructurales necesarias para fortalecer la educación pública y avanzar hacia un sistema de salud que priorice la promoción y prevención con base a su naturaleza como derecho fundamental.

Más cooperativas de jóvenes y más jóvenes en cooperativas.

Los jóvenes entre 14 y 28 años representan el 28% de la población en el departamento del Huila (380.000 personas, aproximadamente). Una población que determina tendencias, moviliza recursos, consume bienes y servicios, segmenta mercados, permanece conectada a las redes sociales, se deslocaliza sin mayor problema, decide autónomamente, tiene mayor propensión hacia los procesos colectivos y colaborativos, a construir y participar en procesos económicos y sociales y tiene mayor sintonía con acciones altruistas.

Por tanto, se requiere crear una política de estímulos desde el gobierno para crear nuevas oportunidades para la población joven y así, desde la conformación de cooperativas los jóvenes profesionales puedan obtener su primer trabajo formal, constituir empresas y generan empleo.

Participación y Organización Ciudadana

Defender y fortalecer la participación y organización ciudadana será una prioridad en nuestro trabajo legislativo. Las organizaciones solidarias para el desarrollo (corporaciones, fundaciones, organizaciones comunales, clubes deportivos, organizaciones de jóvenes, entre otros) deben encontrar en las políticas públicas mayores insumos para fortalecer su trabajo diario en beneficio de la población colombiana.